Las amenazas más importantes del 2010, Riesgos globales


Las crisis fiscales, la escasa inversión en infraestructuras y el incremento de las enfermedades crónicas, serán este año los principales riesgos para la economía global según el informe anual del Foro Económico Mundial (FEM).


La crisis financiera y la recesión han creado un entorno más vulnerable, del que han surgido nuevos riesgos. A pesar de que 2010 se presenta como un año de recuperación económica, el FEM ha destacado las crisis fiscales, la escasa inversión en agricultura e infraestructuras y el incremento de las enfermedades crónicas como los principales problemas para la economía global en el año que comenzamos.

El Foro, que celebrará su reunión anual en la localidad suiza de Davos entre el 27 y el 31 de enero, pone especial atención al aumento de los riesgos económicos a nivel global en 2009 debido a las interconexiones entre ellos, tanto los que aparecieron antes del panorama de crisis actual, como aquellos que se han ido acentuando en los dos últimos años.

El informe destaca otros posibles riesgos al margen de los económicos, como la escasez de recursos y la adaptación al cambio climático y las enfermedades crónicas y su impacto tanto en las economías avanzadas como en los países en desarrollo.

También se identifican como amenazas al sistema el surgimiento de nuevas burbujas económicas, el descenso del crecimiento de China, que tendría graves consecuencias para el empleo interno y los países exportadores, y la inestabilidad geopolítica en países como Irán y Afganistán.

LOS DIEZ GRANDES RETOS ECONÓMICOS

La volatilidad del precio de los alimentos

Una brusca subida del precio de los alimentos es un riesgo económico que afecta principalmente a los consumidores más pobres en las regiones desfavorecidas a escala mundial. La malnutrición y la escasa salud en los segmentos más pobres de la sociedad global, junto con el malestar social y los frecuentes disturbios, son las principales consecuencias, según el Foro Económico Mundial, de la volatilidad del precio de los alimentos.

El precio del petróleo

Las agudas o sostenidas subidas del precio del petróleo provocan presiones económicas mas allá de las industrias dependientes del crudo y sus consumidores, así como el aumento de las tensiones geopolíticas. La reciente caída del precio del petróleo ha sido buena para los consumidores, pero también ha contribuido a que se recorte la necesaria inversión en infraestructuras para energía convencional y renovables.

Importante caída del dólar en EEUU

Un fuerte descenso en el valor del dólar en los EEUU en relación con las de los principales socios comerciales de EEUU tendría un impacto en el sistema económico y financiero de todo el mundo. El dólar vería peligrar su estatus como divisa refugio, lo que provocaría una huida en estampida de los activos denominados en la divisa estadounidense y mermaría la capacidad de financiación exterior a la balanza de pagos con más déficit del mundo.

El freno de la economía China

El crecimiento de la economía China se ha reducido a menos del 6%. El problema de este receso procede del fuerte vínculo entre la economía del país asiático y la economía mundial. Las reservas del país se invierten en el extranjero por lo que una pérdida de impulso en el crecimiento de China podría afectar negativamente al capital global y los mercados de productos básicos.

La crisis fiscal

La situación fiscal ha generado que muchos países, como respuesta a la crisis, hayan puesto en riesgo sus niveles de deuda elevándola a rangos "insostenibles" que podrían llevar a una crisis de la deuda soberana. De acuerdo al escenario de referencia que presenta el FMI, la deuda pública como proporción del PIB para los países del G-20 se incrementará de 63% en 2007 al 85% en 2014. En los países del G-20, el aumento será aún más pronunciado, del 78% al 114%.

Colapso de los precios de los activos

Un colapso de los activos reales y financieros en economías avanzadas y de mercados emergentes conduciría a la destrucción de la riqueza, al reducir la demanda y el gasto de los hogares.

Reducción de la globalización en países desarrollados

Múltiples economías desarrolladas han adoptado políticas que crean barreras a los flujos de bienes, capitales y mano de obra sin comprometerse a abordar los retos mundiales. 2009 vio una marcada disminución en el comercio mundial, sin embargo, el Banco Mundial también observó un aumento subyacente en las medidas proteccionistas.

Reducción de la globalización en países emergentes

Esto provocaría un grave problema para los países de mercados emergentes, que se quedarían fuera del alcance de los beneficios de la globalización, tales como el acceso a los mercados mundiales de capital, intelectual y mejores prácticas a través de la presencia de sus empresas activas a nivel mundial.

La carga de la regulación

Si no es equilibrada, la regulación puede tener consecuencias imprevistas para la industria, las estructuras y la competencia de mercado, al distorsionar la asignación de capital y limitar la inversión y el poder de innovar. Una regulación equilibrada beneficia a la mayoría de los interesados, pero aumenta el costo de hacer negocios.

La falta de inversiones en infraestructura

La falta de inversión en capital físico o intangible en infraestructuras dificulta el crecimiento y desarrollo de la eonomía. La Sociedad Americana de Ingenieros Civiles de EE.UU. pone las necesidades de infraestructura en alrededor de 2,2 billones dólares en EE.UU. durante un periodo de cinco años, lo que representaría una inversión anual de alrededor del 3% del PIB.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails