Estrategias de modificar productos o servicios una forma de segmentación y cambios en el ciclo de vida

Si, los departamentos de Investigación y Desarollo no pueden lanzar nuevos productos o servicios, estos pueden aplicar el concepto de variación de la oferta existente. Coca Cola, como uno de los líderes mundiales ha modificado su distribución habitual del envase de 2 litros a uno de 2.25 litros, ya en retroceso pero bien para crear esta nota.

La modificación de productos se refiere al cambio de uno o mas características de un producto. Cuando se emplea, se usa a menudo durante el ciclo de consolidación del producto, para dar a la marca una ventaja competitiva. Modificar una mixtura de productos es menos riesgoso que desarrollar uno nuevo. La modificación de productos puede ser un medio efectivo de mejorar la mixtura de productos de una empresa, en ciertas condiciones. Primero que el producto sea modificable. Segundo, los consumidores existentes deben percibir, que se ha hecho una modificación, en el supuesto de que el artículo modificado este aún dirigido a ellos. Tercero, la modificación debe hacer que el producto este más de acuerdo a los deseos de los consumidores para que les brinde mayor satisfacción.

Las tres formas más tradicionales para modificar productos son añadir o reactualizar los atributos que no generan valor al producto o servicio:

• Modificaciones de Calidad: Son cambios relacionados con la seguridad y durabilidad del producto y por lo general, se realizan alterando los materiales o los métodos de producción. Ingreso de nuevas tecnologías y desarrollos de mejora de la materia prima. Ejemplo muy interesante de este cambio fue la adaptación de la lana al uso de lavadoras de ropa. La lana debía servir al cambio de forma del lavado.

• Modificaciones Funcionales: Los cambios que afectan la versatilidad, eficacia, comodidad o seguridad del producto se conocen como cambios funcionales y es normal que requieran que se vuelva a diseñar una o más partes del producto. Un nuevo diseño es un nuevo producto.

• Modificaciones en los estilos: están encaminadas a cambiar la atracción sensorial de un producto alterando su sabor, textura, sonido, olor o características visuales.

La mayor parte de los productos comienzan con lentitud y pocas veces producen las suficientes ventas como para realizar utilidades de inmediato. A medida que los consumidores van conociendo el producto, los responsables de marketing deben estar atentos a las debilidades del producto y efectuar las correcciones con rapidez a fin de evitar la muerte prematura o debilitamiento de la demanda. La promoción los precios y los canales de distribución deben diseñarse de tal manera, que atraigan al sector del mercado que más interese y que presente el menor numero de obstáculos. Si es necesario ajustar algunos de estos factores, esto también debe efectuarse lo mas pronto posible, para mantener la demanda. Cuando sube una curva de ventas y se alcanza el punto de equilibrio, comienza la etapa de crecimiento.

La crisis de estos días ha puesto de moda este tema y tenemos la modificación de los envases para disminuir costes sin arriesgar el prestigio de sus marcas.

Yogures en frascos pequeñísimos, vinos, leches y aceites de medio litro, bolsas con más aire que galletitas, chicles de a cuatro unidades. Los envases más chicos –y más baratos– son la forma en que las empresas intentan no perder a sus cada vez más empobrecidos y racionales consumidores.

Unilever y Procter & Gamble lanzaron sus jabones en polvo en bolsas de 400 y 800 gramos, con lo que ahorraron los mayores costes de las cajas. Otra apuesta es hacer envases mayores, para quien quiere más por menos y tiene el dinero. Los champúes vienen en envases de dos litros. Las adquisiciones a granel para obtener más por menos una forma de economía de escala hogareña es otra tendencia cada vez más notoria que la vemos en los productos congelados por ejemplo, o hipermercados mayoristas.



No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails