Inversión de 700 millones de euros a cambio de abrir cementerio......


Si en su pueblo no tienen miedo a la contamición radiactiva, no saben lo de Chernobyl, no tienen una planificación de ingresos de 700 millones en el corto plazo esta noticia si que es una bendición caída del cielo.
Esta historia podría empezar al modo clásico porque el asunto de los residuos nucleares de alta actividad -”el combustible gastado de las centrales-” lleva casi dos décadas dando vueltas para que llegue a un cementerio en España. No es fácil, la verdad. La política, el cortoplacismo crónico, las protestas ecologistas, el rechazo social a la energía del átomo y la falta de planificación han ido posponiendo la cuestión del cementerio nuclear. Hasta ahora.
Mi hija de 10 años decidio rápido, lo que es malo para el planeta no lo quiero. No me sirven los millones.



La solución elegida en el 2004 con la bendición del Congreso tiene un nombre, Almacén Temporal Centralizado (ATC), y en este momento toca buscarle hogar. El mes de plazo dado por el Ministerio de Industria a finales de diciembre al lanzar la convocatoria pública para elegir municipio se agota y empiezan a bullir los nombres de posibles candidatos.





Yebra, el primer candidato. El primero en levantar la mano ha sido Yebra (Guadalajara), a unos 10 kilómetros de la central de Zorita, cerrada en el 2006. Ahora, el alcalde y los otros cuatro concejales del PP se enfrentan a la más que probable apertura de un expediente disciplinario dentro del partido, que podría acabar en expulsión. La secretaria general del PP y líder de los populares de Castilla-La Mancha, Mª Dolores de Cospedal, reiteró ayer su firme oposición a que el ATC se instale en la región. «Castilla-La Mancha ya ha sido suficientemente solidaria en materia nuclear con el resto de España», insistió este jueves. La comunidad cuenta con dos centrales, Trillo y Zorita, esta última en fase de desmantelamiento, y «no debe hacerse cargo también del cementerio nuclear», apostilló.



Pero en los próximos días habrá más candidatos. Se habla de Ascó (Tarragona) y de algunos otros pueblos en las inmediaciones de los siete complejos nucleares españoles. Almonacid de Zorita, Vandellós, Tivissa... La carrera está lanzada. El Gobierno guarda silencio. Desvelará los nombres de los aspirantes una vez cerrado el plazo de inscripción a finales de la semana próxima. Acoger un repositorio nuclear no es un plato de gusto. Por altruismo nadie lo haría, pero la contrapartida económica es golosa.





Dinero muy goloso. El elegido recibirá una lluvia de millones. El presupuesto para la construcción del ATC y un centro tecnológico asociado es de 700 millones de euros. Se crearán unos 150 empleos permanentes durante 60 años, y más de 300 durante los cinco años de la construcción del módulo inicial la construcción, con picos de hasta 500 técnicos y operarios. A cambio se paga un peaje; los muros del ATC acogerán durante décadas la basura más sucia creada por el hombre: el uranio utilizado en la fisión nuclear, radiactivo durante cientos de miles de años. Como quien dice, toda la eternidad.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails