Claves para ir a una entrevista de trabajo y no morir en el intento

Estoy a la búsqueda de un trabajo remunerado.
Cómo se puede leer en el titulo he puesto un trabajo remunerado, ya que trabajo puede ser de diferentes formas, puedo ayudar a otros, hacer las tareas de la casa, ser mi propio generador de ingresos y ser dependiente total de ingresos por mi tarea desempeñada en una organización.
Lo importante es mostrar seguridad en que trabajo necesitamos estar, ya sea por nuestra capacidad adquirida en nuestro ciclo de vida académico o profesional, en nuestras habilidades y en la actitud que decidimos establecer en el ámbito de ser remunerados mejor que en nuestra actual situación de dependencia laboral.
Cualquier decisión de cambios implica que nos enfrentaremos a una persona que decidirá si somos o no validos para el puesto pretendido. La experiencia que podemos tener muchas veces juega en contra, debido que podemos resultar muy fuertes pero ser vistos cómo no validos al ser de menor categoría el puesto y si precisamos obtener ingresos. Esto lo escribo ante la posible dificultad por estar tantas personas carenciadas de puestos laborales y
Pautas para salir de un proceso de selección con el empleo que buscaba  o mejor establecer ingresos en espera de este empleo o emprendimiento que hoy no puede ser.

Nuestro  currículo puede ser muy completo o muy pobre. Debemos darle los ingredientes que las personas quieren ver y debemos prepararnos para lo que quieran escuchar. Los lenguajes verbales y no verbales juegan un factor muy importante en el juego de seducción que comienza en el apretón de manos. Si las movemos, las cerramos o escondemos, si con falda o pantalón. Corbata si o no. Muchas claves que necesitan ser estudiadas.  No hay formulas y debemos decidir en base a nuestra honestidad o nuestro mensaje a transmitir. Les dejo las tradicionales recomendaciones que salen en todos lados y que son muy útiles a la hora de enfrentarse a un ser humano que decide un futuro de nuestro objetivo.
Para este encuentro debe prepararse a fondo y recordar que el objetivo es profundizar en sus cualidades, habilidades y adecuación al puesto que se oferta. Por tanto, el diálogo, la sinceridad, la corrección y el sentido común son básicos.
1. Repase su CV. Antes de acudir a su cita revise su currículo, porque durante la entrevista le preguntarán datos concretos sobre su historia laboral y las dudas y el baile de datos no hablan bien del candidato. Y, por favor, no lea lo que ya está puesto en el papel: cuéntelo con sus propias palabras.
2. Explique sus habilidades. Durante la conversación debe destacar los puntos fuertes que le hacen idóneo para un puesto o para encargarse de un proyecto concreto. Explique las funciones que ha desarrollado con anterioridad, los métodos que ha usado y los logros que ha obtenido.
3. Obtenga información sobre la empresa. Es fundamental conocer el ámbito de trabajo de la compañía que le entrevista: historia, sector en el que opera, servicios que ofrece… Y también sobre el puesto al que opta: qué busca la compañía o qué funciones desempeñará.
4. Pregunte. Aunque nunca debe ocupar el puesto del entrevistador ni hacer un interrogatorio, en un momento distendido de la charla no tenga miedo de formular preguntas acerca de la organización. De esta manera dejará ver su interés y ganas de trabajar.
5. Honestidad. El proceso de selección pretende conseguir un retrato lo más ajustado posible de la persona, por lo tanto la honestidad es fundamental. Los responsables de selección afirman que uno de los fallos más comunes es querer aparentar lo que uno no es. La exageración o, en el peor de los casos, la mentira se detectan rápidamente.
6. Lo que nunca debe hacer. Los nervios juegan muy malas pasadas y cualquiera puede bloquearse, pero hay algunos comportamientos y comentarios que no tienen excusa como hacerse el gracioso o el colega, aparecer del brazo de su mujer o abrazar y besar al entrevistador.
7. Sea natural. La mejor recomendación es actuar con naturalidad. Hay que tratar de ser uno mismo. Responder con sinceridad y no con frases sacadas de un manual de gestión. Esa actitud tan comedida y poco espontánea no es creíble.


No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails