España e Irlanda y el empresario textil que hace sus planes de negocios 2011

Hoy recibí muchos llamados preguntándome que pasa en Europa, ¿qué significa la caída o el problema Irlandés?. No soy gurú, menos economista, soy estratégicamente hablando una persona formada para entender lo que puede suceder si no miramos con lupa una situación determinada que pueda afectar a mis objetivos. La estrategia de control hoy debe estar sumamente en estado de alerta en muchos países ya que mis interrogadores eran empresarios que tienen muchas ganas de saber que objetivos se plantearan para el 2011, con que avales podrán concurrir o que dinero tendrán al ser pequeñas y medianas empresas de parte de los bancos o entidades de crédito.


Mirando la solución planteada con los bancos Irlandeses me da pie a pensar que el grifo se concentrara en más garantías, más seguridad de cobros y aumento de las tasas de interés para los comunes que pueden pasar factura a la poca rentabilidad que se puede esperar.

"Cualquier asistencia relativa a solucionar el problema del sistema bancario de Irlanda será extremadamente bienvenida", dijo el ministro irlandés de Finanzas, Brian Lenihan.

La empresa tambiém da bienvenida a cualquier plan de ayuda para solventar la baja de las ventas. Mi plan de negocios se afecta si, solo si, las previsiones de ventas caen un tanto por ciento y no podemos cubrir nuestros pagos con está contingencia.

Primero eliminaré más los gastos superfluos que ya no son muchos por eliminar, reducir más personal, en estos momentos que estoy en mínimos, será posible. Un empresario textil me responde, ya lo he hecho.Mantenemos los niveles de venta y de eficiencia. Por lo tanto, ya soy más rentable que antes, pero ese puesto de trabajo no lo repondré.

"Mis precios no los puedo subir, no vendo y quedo fuera de competencia". Yo le respondí que quizás éste es el error de la estrategia. La cuota de mercado no es lo importante en estos momentos, es la rentabilidad del negocio. Puedo dar valor añadido, dar más cosas y subir precios ya que los compradores que pueden comprar van a percibir que doy más y mejores beneficios que mi competencia. Más rentabilidad es saber que venderé menos pero no perderé dinero. Me queda mirando el empresario a mis ojos y me responde "tienes razón, puedo cambiar el canal de distribución, hacerme más directo y hasta una venta por Internet más potenciada me puede sacar de la falta de ventas o perder cuota a ser más rentable en el corto plazo".

¿Usted me pregunta que tiene que ver este empresario textil con mi sugerencia de rentabilidad con España e Irlanda?

La respuesta es que los países, si se siguen endeudando cada día más, el riesgo país sigue subiendo y la tasa de interés sigue en alza. Por esté motivo no  podrán hacer frente a los pagos de todos los servicios que generan y deberán ser auxiliados contra exigencias prioritarias. No me engaño en ver que somos muy inocentes en pensar que se puede salir con más gasolina de un incendio. Pero la rentabilidad  necesita urgentemente  la de reducir gastos, contener la suba fiscal para que la gente tenga más poder de compra y menos impuestos. Esto facilitara más consumo que creará más puestos de trabajo o por lo menos lo mantendrán. Aumentar los impuestos es simplemente rociar con gasolina a los únicos que gastan, que todavía pueden comprar. También la idea de pensar que España es igual a Irlanda es absurda. Uno no tiene tantas autonomías y descontrol del gasto total. ¿Sabe de qué hablo?.

Jacobo Malowany. Egresado del Centro de Altos Estudios Nacionales del Uruguay,

Foto de A.P

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails