La Realidad aumentada puede ser algo que cambie el Marketing

La realidad aumentada consiste en un conjunto de dispositivos que añaden información virtual a la información física ya existente. Esta es la principal diferencia con la realidad virtual, puesto que no sustituye la realidad física, sino que sobreimprime los datos informáticos al mundo real. Realidad aumentada
La realidad aumentada o AR no es, como de costumbre, algo nuevo.


Es posible trazar sus precedentes en la llamada wearable computing, que con precedentes en los años 60, tuvo su puesta de largo con los trabajos del “cyborg del MIT”, Steve Mann.

En resumen, la realidad aumentada requiere:

■Medios para recoger imágenes del entorno

■Mecanismos para analizarlas, realizando acciones de reconocimiento de los objetos y su entorno

■Proceso y comunicaciones para generar información adicional sobre la escena

■Medios para reproducir la imagen captada junto con la información adicional generada

Es decir, la realidad aumentada añade información sobre una imagen captada del entorno.

La búsqueda incesante de nuevas fórmulas y soportes publicitarios sigue generando nuevas propuestas e innovadoras ideas que gracias al uso de las nuevas tecnologías suponen un avance en cuanto a conceptos, usabilidad y sus diferentes aplicaciones publicitarias.

Algunas de estas novedosas ideas como la "Realidad Aumentada" podrían parecer extraídas de argumentos o películas de ciencia ficción, pero sin embargo, a pesar de no estar aun demasiado desarrolladas o extendidas, en cualquier momento podrían dar un salto cualitativo para convertirse en un fenómeno o recurso habitual en nuestras vidas.

El concepto y funcionamiento de la Realidad Aumentada se basa en la superposición de información virtual sobre un determinado objeto o imagen de forma digital, utilizando para ello dispositivos optimizados y con aplicaciones específicas para desarrollar este tipo de tareas como por ejemplo una webcam o un teléfono móvil. Esta es la principal diferencia con la realidad virtual, puesto que no sustituye la realidad física, sino que sobreimprime los datos informáticos al mundo real.

Aplicado al mundo de la publicidad, la Realidad Aumentada puede aportar al consumidor una experiencia nueva y distinta al combinar la realidad con imágenes y objetos virtuales que interactúan con el consumidor en tiempo real y en tres dimensiones.

Para Mónica Deza, CEO de Universal McCann, "los anuncios que recurren a esta Realidad Aumentada cumplen a la perfección con los cuatro requisitos básicos de la publicidad eficaz ya que permiten la interacción del consumidor; la personalización del contenido; que los resultados sean medibles en tiempo real y, finalmente, el efecto de sorpresa y fascinación que producen es tal, que hacen que se incremente el recuerdo de la acción publicitaria”

Su aplicación a nivel global y a gran escala podría dar como origen una ventana hacia un nuevo mundo virtual repleto de información que explorar y descubrir. Mapas, indicaciones, sugerencias, establecimientos, etc... de forma similar a como lo haría un sistema de GPS pero con la información sobreimpresa en objetos o imágenes del mundo real.

A pesar de que la Realidad Aumentada aun es considerada una tecnología en proceso de evolución y crecimiento como recurso publicitario, algunas empresas y marcas como Fiat, BMW o la revista Esquire ya han comenzado a utilizarla de forma experimental con acciones que buscan la complicidad de los usuarios o consumidores que interactúan con la información ofrecida de forma virtual.

Sin embargo, su verdadera proliferación está sujeta a las diferentes mejoras y avances de aquellos dispositivos que pueden convertirse en herramienta operativa capaz de procesar y ofrecernos información a través de este tipo de Realidad aumentada.

Allgunos dispositivos como el popular télefono Iphone están despertando el interés de las empresas por la aplicación de la Realidad Aumentada sobre múltiples y diferentes aspectos y utilidades. No cabe duda de que las nuevas generaciones de dispositivos móviles debido sobre todo a su portabilidad e interface actual pueden suponer una gran impulso para esta tecnología y sobre todo aportar una nueva dimensión al marketing móvil.







Nuestra imaginación puede ayudarnos a generar algunos ejemplos prácticos de como la realidad avanzada puede ayudarnos en nuestra vida cotidiana y de que forma puede afectar en lo que a publicidad se refiere.







"En un futuro no muy lejano, las personas podremos acudir al supermercado, centrarnos en un determinado producto y gracias a los sistemas de Realidad Aumentada, no sólo podremos reconocer y obtener todo tipo de información sobre sus características, sino que además dispondremos de aplicaciones capaces de sugerir o comparar precios de diferentes establecimientos, visualizar ofertas e incluso recomendaciones de productos similares o relacionados".







"Ir de Tiendas" podría convertirse en una nueva aventura interactiva donde gracias a la Realidad Aumentada podríamos disponer de todo tipo de información de estos establecimientos y los productos que se promocionan en sus escaparates. Comparar precios e incluso descubrir ofertas y promociones a pie de calle que nos indican lugares de compra cercanos o recomendados.


Para empezar a imaginar, lo cierto es que la Realidad Aumentada no está nada mal!

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails