El restaurante y su target. ¿Lujo o masivos?



Hablar de Ferran Adrià el mejor cocinero del mundo y sus opiniones es algo que me parecé atrevido de mi parte, pero en mis salidas a comer por Barcelona no puedo decir que el menú diario a muerto, ni su visión de la gente que comemos fuera de casa a diario, es realista. Hay cocineros y empresas gastronómicas del día a día a 9 euros, que ofrecen al medio día buena relación precio calidad.. Otra cosa es el lujo que tiende a imponerse, pero eso es selecto y exclusivo. No es España tan chica como Mónaco, ni Barcelona es Montecarlo, en los eventos de coches de lujo, y otros casinos. Hay que sobrevivir el que pueda.
Lo que expresa es lo que sigue:
El menú del día, tal y como se entendía hasta ahora, "ha muerto", según ha declarado el cocinero Ferrán Adrià en San Sebastián. El propietario de ElBulli considera que lo que antes era el fast-food se ofrece ahora en restaurantes y bistrots, pero a 20 euros o a 30 euros. Adrià ha argumentado que se está imponiendo un modelo "más informal" vinculado a las tapas.
Adrià ha impartido hoy la conferencia Impactos transculturales. Diálogos de dos direcciones entre Japón y España, junto ala cocinera Carme Ruscalleda. Los chefs catalanes han explicado la "gran aportación" e "influencia" que la cultura gastronómica nipona ha tenido y tiene en su cocina desde que, en 2003, entraron en contacto con gurús de la cocina nipona como Hiroyoshi Ishida, propietario del exclusivo restaurante Mibu. "Ya sea a pie de calle o en un local casi religioso, la cocina japonesa nunca defrauda", ha dicho Ruscalleda.
Adrià ha opinado que en una situación de crisis económica como la actual es fundamental que los restauradores tengan "conciencia" de empresarios y hagan un control presupuestario exhaustivo en sus establecimientos. El propietario de El Bulli ha apuntado hay que buscar una fórmula para sobrevivir en esta coyuntura, y ha reconocido que su negocio es un "restaurante de locos" e "ilógico" en el que cada año ha habido que poner 200.000 ó 300.000 euros. En este sentido, ha señalado que una inversión de más de 450.000 euros para montar un restaurante en Barcelona a día de hoy puede ser un "suicidio" económico y ha hecho hincapié en que un negocio que no factura 4.500 euros al día no puede ser rentable.
Tras augurar que "un modelo de restauración que sólo haga un servicio" al día no tiene futuro, Adrià se ha referido al "problema" de la temporada baja en las zonas de costa, al que no ve "solución". Para el cocinero catalán, parece que el "capitalismo salvaje" va a imponerse en ese mercado en el que sólo sobrevivirán los "más fuertes". Sobre la relación entre ciencia y gastronomía, ha considerado que "desde siempre" han estado unidas, aunque ha admitido que el mundo de la restauración era antes "muy endogámico" y es ahora cuando se está consolidando un "diálogo".

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails