La lógistica de Zara hombres se reorganiza



La logística es cada día más importante en los nuevos conceptos de Marketing. La forma de hacerlo y cómo se lleva a cabo es muy importante para estar cerca del cliente en el momento que nos requiera.
En el final de la nota de Cinco Días escrita por Cristina G. Bolinches - Madrid - 23/11/2009 y especial reparo en el coste de la energíapor prenda del final del articulo.

Es cierto que con la crisis las ventas se resienten, el ritmo de expansión se desacelera y los planes de crecimiento se revisan a la baja. Pero si una empresa sigue ganando peso, sobre todo fuera de España, la necesidad de incrementar sus existencias sigue aumentando. Así le ha pasado a Inditex. El grupo textil está poniendo en marcha una reestructuración de sus redes logísticas para adaptarse a las actuales necesidades de mercado.

La compañía va a concentrar toda la distribución de moda masculina de Zara en la plataforma de Arteixo, la cuna de la multinacional presidida por Amancio Ortega. Hasta ahora, la moda de hombre estaba repartida, a partes iguales, entre la instalación gallega y otro de los principales centros de Inditex, situado en Zaragoza. El grupo de moda asegura que estos cambios no responden a una compleja reorganización, sino a la necesidad de reajustar sus capacidades. Aunque Inditex no ha esquivado la crisis, la principal firma de moda española continúa con su plan de expansión en el extranjero, donde está concentrando la mayor parte sus aperturas.

Inditex afirma que para poder hacer frente a estos cambios ha puesto en marcha en los últimos meses una serie reformas para mejorar las instalaciones, ganar capacidad y mejorar en eficiencia. Unas reformas operativas que, en Arteixo, le permitirán manejar un mayor volumen de prendas. De esta forma, la plataforma gallega se convertirá a partir del próximo enero en el eje único de la distribución masculina, al mismo tiempo que mantendrá alrededor del 50% de los productos textiles femeninos. "Tenemos que ir por delante del consumo y mejorar las instalaciones en función de la actividad comercial", explican desde la empresa gallega.

De hecho, los cambios en las plataformas logísticas de Inditex son constantes. Por ejemplo, recientemente amplió sus instalaciones en Meco (Madrid), el eje de la distribución de sus prendas infantiles, así como de la marca de complementos femeninos Uterqüe y de la enseña de artículos para el hogar Zara Home. Y prepara más movimientos. Estos se realizarán en Zaragoza, donde tiene prevista la ampliación de las instalaciones y trasladar aquí parte de la distribución de moda femenina que ahora se realiza en Arteixo. Aunque aún no tiene fecha concreta, ésta se realizará a corto plazo.

En total, Inditex cuenta nueve con centros logísticos: dos en Galicia (Arteixo y Narón), Zaragoza, Meco (Madrid), León, destinado a complementos; tres en Cataluña (Tordera, Sallent de Llobregat y Palafolls), en los que concentra sus cadenas más jóvenes Bershka, Stradivarius, así como Massimo Dutti y Oysho. Mientras, el centro de Elche (Alicante) se dedica a la distribución de calzado.

Este reparto de actividad puede parecer un tema menor, pero dada la amplitud de Inditex y especialmente la internacionalización de Zara, su buque insignia, la cadena logística es una de las claves de su negocio. El grupo gallego siempre ha tenido a gala la alta rotación de prendas en sus establecimientos. Un movimiento constante que le obliga a tener capacidad para responder rápidamente a las necesidades de demanda de sus tiendas.

Según Inditex, desde que se recibe el pedido de uno de sus establecimientos, hasta que se entrega las prendas en cualquier punto de venta de Europa tan sólo transcurren 24 horas. Plazo que se eleva hasta 48 si éstas se envían a Asia o América. Además, apunta que todos los establecimientos reciben ropa dos días por semana. De hecho, el grupo distribuye cada año 697 millones de artículos, señala en su memoria. No en vano, antes de las ampliaciones, la superficie que el grupo destina a actividades logísticas supera el millón de metros cuadrados.

¿Qué energía se destina a distribuir una prenda?

Se puede medir el coste de fabricación de una prenda o el coste que genera distribuirla al punto de venta o cuánto tiempo tiene que estar en el establecimiento antes de que deje de ser rentable. Aunque también se puede ir más allá. Inditex ha calculado cuál es el consumo eléctrico que conlleva cada prenda, así como el necesario para mantener operativos sus centros logísticos.

La compañía gallega explica en su última memoria que el consumo eléctrico relativo por prenda ascendía a finales de 2008 a 63,18 vatios por hora (Wh), ligeramente por encima del que alcanzaba un año antes, cuando esta ratio se situaba en 63,83. Inditex va más lejos. El consumo eléctrico de sus centros logísticos ascendía a finales del pasado ejercicio a 44,03 millones de kilovatios por hora (kWh), un 10% más que en el año anterior.

Estos datos podrían ser sólo un apunte casual, pero forman parte del proyecto medioambiental del grupo gallego. La compañía asegura que se ha propuesto reducir un 20% su consumo eléctrico por prenda, tomando como base el alcanzado en el ejercicio 2004, cuando se cifraba en 57,36 Wh. Entonces sólo comercializaba 347,5 millones de prendas. Hoy ronda los 697 millones de unidades.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails