La política de atracción fiscal de Irlanda es interesante


El impuesto de sociedades, el gran atractivo de Irlanda

Las ventajas fiscales de Irlanda han llevado a muchas empresas a elegir este país como lugar para ubicar su negocio e Inditex no ha querido quedarse atrás. Aunque la sede de la compañía que preside Pablo Isla se encuentra en Arteixo, la empresa encargada del comercio electrónico, ITX Fashion, tiene su base de operaciones en Dublín.
Hace tres meses Inditex comunicó que a partir del próximo año las ventas online se gestionarán desde España. Pero mientras llega ese día, la empresa gallega se beneficia de régimen fiscal irlandés.
En los últimos años el comercio electrónico ha experimentado una fuerte expansión y prueba de ello es el crecimiento del beneficio de la empresa ITX Fashion, antes conocida como ITX Ecommerce. En 2011 el beneficio neto ascendió hasta los 4,85 millones de euros. Esta cantidad es notablemente superior a la del año anterior cuando se situó en los 716.000 euros.
Pero si el crecimiento resulta espectacular, el ahorro en impuestos ocupa un papel destacado. Según las cuentas del registro mercantil irlandés, ITX Fashion destinó 489.000 euros a impuestos. La cantidad final es el resultado de aplicar una tasa del 12,5% (más las correspondientes deducciones por inversión en I+D) al beneficio operativo de 5,34 millones de euros.
El impuesto de sociedades en Irlanda es uno de los más bajos de Europa y se sitúa en el 12,5%. Este punto fue uno de los escollos a los que tuvo que hacer frente el país en el momento en que el Ejecutivo solicitó el rescate. Bruselas, y especialmente Francia que tildó la situación de competencia desleal, presionaron al Gobierno para que lo elevara, pero al final el ex primer ministro, Brian Cowen, consiguió que permaneciera inalterado a cambio de subir los impuestos sobre la renta.
Si se compara el régimen fiscal irlandés con el de España, la diferencia es notable. Según lo establecido en nuestra legislación, las empresas tributan a un 30%, aunque el tipo real efectivo se situaría entre el 24 y el 18%, pudiendo llegar a alcanzar el 15% en el caso de las compañías consolidadas. E Inditex sería una de ellas.
Aplicando una tasa del 30%, la cantidad que tendría que destinarse a pagar impuestos ascendería hasta los 1,6 millones de euros, es decir, 1,1 millones euros más que en la actualidad. Esto podría hacer pensar a muchos que las ventajas fiscales de Irlanda fue la razón que motivó a Inditex a elegir este país como centro del comercio electrónico. Sin embargo, la empresa hace meses ya alegó a la especialización y a los recursos tecnológicos como pilar de la decisión. De hecho, afirmaron que Irlanda lleva desde hace años concentrado este tipo de actividades. No obstante, en esta ocasión la compañía no quiso hacer ningún comentario sobre los beneficios de la venta online y las deducciones fiscales.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails