Director de Mercadona expresa interesantes opiniones sobre la economia española.

Muchas veces hemos expresado las opiniones de Juan Roig, propietario y presidente ejecutivo de Mercadona, la mayor cadena de supermercados de España, cómo ejemplo de benchmarking útil y especial para aplicar inmediatamente a otros ejemplos empresariales. Ayer en ocasión de la presentación de los números del 2010 sentenció "La crisis no ha acabado". Y sugirió que la única fórmula "para mantener el nivel de vida que hemos disfrutado en los últimos años es subir la productividad".

Los españoles nos habíamos "amuermado", explicó Roig, porque gozábamos de unos niveles de inversión inmobiliaria y extranjera que dispararon nuestro nivel de vida. Pero desaparecida esa inversión, la productividad de nuestra economía ha caído por los suelos. "Nivel de vida y productividad son vasos comunicantes", siguió moviendo las manos alternativamente hacia arriba y hacia abajo. "Si queremos mantener el nivel de vida debemos subir la productividad. Si nuestro nivel de vida y nuestra productividad se equilibran por abajo, África volverá a empezar en los Pirineos", remató.



Los responsables de Mercadona dieron "un volantazo" hace año medio. "En octubre de 2008 vimos una vaca en medio de la autopista y dimos un volantazo para evitar el choque". Los frutos de esa estrategia son unos beneficios de 270 millones de euros en 2009. Un 16% menos que el año anterior, pero un 70% más de lo previsto. Y arañados después de reducir un 10% el precio de la cesta de la compra.



Juan Roig describió muy gráficamente algunos movimientos asumidos por Mercadona después del volantazo asumido en octubre de 2008. Los responsables de la cadena se concentraron en la necesidad de conservar sus clientes y apostaron por satisfacer sus tres primeras necesidades: seguridad alimentaria, calidad y precios bajos. Y diseñaron una estrategia dirigida a "perseguir el céntimo". "Vendemos 10.000 millones de unidades al año, un ahorro de un céntimo por cada producto supone un ahorro de 100 millones al año", detalló. Para arrancar céntimos, Mercadona vende botellas de aceite cuadradas en vez de circulares. En una caja de 300 botellas redondas caben 350 botellas cuadradas. Roig no descarta vender "vino en botellas cuadradas" para ahorrar costes de transporte: "¿Por qué tienen que ser redondas las botellas de vino?".



Mercadona vuelve a vender fruta a granel para ahorrar bandejas, redes y plástico. También ha recuperado la carne a granel. Suprime las fotos satinadas en las bolsas de pan tostado o los paquetes de jamón para usar plástico traslúcido. "Un ahorro de dos céntimos por paquete". Todas las especies se venden en tarros de plástico. "Son idénticos, pesan menos y son mucho más baratos". Y un largo etcétera de pequeñas modificaciones que repercuten en un descenso del 10% del precio del "carrito menú", la compra completa para satisfacer una unidad familiar. El resultado de esta gestión ha sido que los 160 millones de beneficios que tenían como objetivos en 2009 se han convertido al final en 270. Una cifra que es un 16% menos que los beneficios obtenidos en 2009, pero que superan las expectativas fijadas en 110 millones de euros.



"Un cliente exclusivo de Mercadona pagó 600 euros al mes en 2008 por llenar la cesta de la compra", estimó Roig, "en 2009 ha gastado 60 euros menos al mes, 720 euros menos al año". El conjunto de clientes de Mercadona "y la economía del país" se habría ahorrado 1.500 millones.



El volumen de ventas estimado en kilos y litros (kilitros, en la jerga de la empresa) fue de 8.000 millones, un 8% más. En superficie equivalente a la que gestionaba la empresa en 2008, el volumen de ventas creció un 5% y los ingresos en euros cayeron un 3%.



A lo largo de 2009, Mercadona abrió 74 tiendas nuevas y cerró 20. La mayoría en Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña y Madrid, las zonas donde ya está implantada la empresa. Roig admitió haber cometido algún error en la expansión de la empresa. "Es lo que denominamos el efecto Valladolid, donde abrimos demasiadas tiendas unas cerca de otras".



El presidente y propietario de Mercadona auguró que, en términos económicos, "la que viene es gorda". Pero la cadena mantendrá su política de expansión. La inversión prevista en compra de suelo o inmuebles para 60 nuevas tiendas; para terminar el bloque logístico que ya se construye en Villadangos del Páramo, en León; o arrancar las obras de otro gran bloque logístico en Guadix, en Granada, será de 600 millones.



Roig evitó cifrar sus objetivos para 2010 en euros y estimó un alza de las ventas de un 6% en kilitros, en volumen de kilos y litros. El volumen de 110 movimientos es clave para Mercadona, para arañar céntimos pero también para hacer caja. Los beneficios de 2009 representaron algo menos del 2% del total de las ventas.



La sociedad destinó el 90% de los beneficios a fortalecer sus recursos propios. "Algo muy importante en estos tiempos de crisis". Y solo anunció un recorte en la estrategia de expansión internacional, que se aplazará un mínimo de dos años sobre lo previsto.



La plantilla de Mercadona creció en 500 trabajadores en 2009 hasta 62.000 empleados. Todos ellos con contrato fijo. Los buenos resultados de la empresa permitieron distribuir una prima de productividad entre sus empleados de 200 millones de euros. "El equivalente a una paga para los empleados con menos de tres años de antigüedad y de dos pagas mensuales para los más antiguos".



Mercadona mantiene a 103 interproveedores que trabajan en exclusiva para la empresa. En 2009 se desengancharon tres que siguen proveyendo a la cadena pero también surten a otros.



Un gigante en cifras

- Tiendas. La cadena de supermercados tenía 1.210 tiendas a finales de 2008. Durante 2009 se abrieron 74 y se cerraron 20. Mercadona tiene ahora 1.264 tiendas en toda España.



- Unidades de venta. Los técnicos de Mercadona estiman el volumen de ventas en una unidad que denominan kilitro. Las ventas crecieron un 8%, de 7.400 a 8.000 kilitros en 2009.



- Precios. El coste del carrito menú, la cesta de la compra que satisface las necesidades de una unidad familiar, se redujo un 10% en 2009. Una familia que gastaba 600 euros al mes en 2008 habrá pagado 540 euros al mes el año pasado.



- Beneficios. Los beneficios netos alcanzaron los 270 millones de euros en 2009, un 16% menos que el año anterior. La previsión de la empresa era llegar a 160 millones.



- Productividad. Los trabajadores de Mercadona se repartieron 200 millones de euros en primas por haber logrado mejorar la productividad un 3% en 2009.
 
Fuente El País de Madrid, 10/03/11

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails