Evolución del restaurante a discoteca. Nuevos negocios para servicios innovadores


Dar ideas de negocios, revelarse a tener el mismo y clásico negocio gastronómico es lo que intentamos crear en el blog. Estamos hablando de una idea de negocios que puede ser interesante en muchos países.
Acabada la cena, el postre y el café es momento de dejar la mesa del restaurante y cambiar de escenario, aunque a muchos les apetecería no tener que desplazarse para continuar con la velada, la charla y las copas. Los empresarios barceloneses lo saben y los tiempos de crisis que corren incitan a tentar al cliente con el máximo de servicios. ¿Por qué no darle música y copas? El fenómeno de los restaurantes con club comenzó en Barcelona hace pocos años, aunque con complicaciones legales porque los locales solían tener licencia para una de las dos actividades. Sin embargo, el empujón del reglamento de Espectáculos de la Generalitat, que desde el 2009 reconoce la figura del restaurante musical, ha multiplicado la tendencia.

Pequeños pero resultones, con inversiones millonarias, de diseño o cálidos como el salón de casa, los hay para todos los gustos. Un portavoz de la patronal Fecalon, que cuenta entre sus asociados con muchos de estos negocios, defiende el dinamismo del sector para «mejorar la oferta nocturna y aglutinar más opciones vinculadas al ocio». El ayuntamiento está llevando a cabo la adaptación de su ordenanza para locales de pública concurrencia al reglamento del Govern que reconoce esta figura, indican. Mientras, la vía más habitual es dar una ampliación de licencia a los que ya contaban con una.



UN CENTENAR / Casi un centenar de estos restaurantes con club (algunos con música en vivo) se han hecho un hueco en la ciudad, con un fuerte despegue en los últimos meses. El último en incorporarse, hace menos de un mes es el espectacular Ornina (antes Oliver y Hardy) junto al Hotel Hilton de la Diagonal, adquirido por una princesa saudí y que integra un restaurante de fusión (mediterránea y libanesa), un área donde tomar algo antes o después de cenar, y un club aparte, donde montar eventos privados o para los clientes VIP, explica su director, Simone Carena.

También junto a la Diagonal, el Semon 9 Night (Santa Fe de Nou Mèxic, 15) redondea hace muy poco su oferta de restauración de siempre a base de delicatessen , con nuevo horario que permite tanto tapear como tomar una copa o un cóctel hasta las dos de la madrugada. Y enfrente, el Nuba se ha convertido en uno de los pilares del grupo Costa Este gracias a una decoración de altos vuelos y a la suma de platos tanto en terraza como interiores, que de pronto se transforman y dan lugar a un megaclub de moda hasta las 3.00 horas.
PATRICIA CASTÁN para El Periódico


BARCELONA

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails