La crisis, trae tarifas más baratas en las compañias de Low Cost europeas

Nunca volar ha sido tan barato como en estos momentos", explicó ayer el directivo de una aerolínea. El recorte de las tarifas es una consecuencia de la travesía del desierto que ha supuesto para todas las compañías aéreas la temporada de invierno, que terminará a finales de mes.



La crisis económica internacional ha provocado una drástica caída de la demanda aérea, que hizo que, por ejemplo, el Aeropuerto de Barcelona registrara en 2009 un descenso del 9,8%, hasta 27,31 millones de viajeros.



La mayoría de aerolíneas ofrecen estos días ofertas especiales –a través del envío masivo de mails– para asegurarse una elevada ocupación en sus vuelos estivales, aún sabiendo que estas operaciones puedan ser menos rentables.



Spanair ofrece vuelos desde 14 euros por trayecto y Vueling tiene tarifas desde 19 euros

Es el caso de Vueling. La aerolínea participada por Iberia ofrecía ayer en su web ofertas para volar desde Barcelona, Madrid, Málaga, Ibiza, Palma de Mallorca y Lisboa desde 19 euros por trayecto.



Easyjet

La low cost británica easyJet realiza descuentos de hasta un 25% para los vuelos entre abril y junio, con precios por trayecto de 16,49 euros. Spanair, por su parte, es una de las compañías más activas en ofertas, con vuelos desde Madrid y Barcelona desde 14 euros.



La aerolínea controlada por un grupo de empresarios e instituciones catalanas está llevando una agresiva política comercial para llenar sus aviones. Spanair cayó un 23,57% durante el pasado año, hasta 7,78 millones de viajeros. En cambio, la compañía presidida por Ferran Soriano sumó durante los dos primeros meses de 2010 un alza del 33,5%, hasta 523.917 usuarios, en El Prat, su principal base operativa.



Y es que la demanda aérea se va recuperando –Barcelona experimentó un incremento del 3,5% en febrero, hasta 1,83 millones de viajeros–, en parte gracias a estas sustanciosas rebajas.



Las compañías prefieren viajar con los aviones llenos, aún a costa de una mayor rentabilidad

La low cost irlandesa Ryanair sigue con sus agresivas ofertas. La compañía ha puesto en el mercado un millón de asientos desde Madrid a ocho euros por trayecto (todo incluido).



Vueling y Spanair serán las más perjudicadas en el momento en que Ryanair aterrice en El Prat, su principal objetivo en España para 2010. La aerolínea presidida por Josep Piqué quiere salir adelante con la captación de nuevos ingresos accesorios y con nuevas sinergias fruto de la fusión con Clickair.



En 2009, la compañía aumentó un 30,9% sus gastos comerciales y de márketing, hasta 30,02 millones de euros. Por contra, el desembolso en publicidad disminuyó un 48,4%, hasta 3,57 millones.



El camino de Spanair es otro. “No podemos competir con ellos [por Ryanair] como una low cost porque tienen los costes más bajos de la industria; nuestra oportunidad es ofrecer un mejor servicio, un producto muy diferente”, comentó hace unos días el consejero delegado, Mike Szücs.



La compañía está centrada en aumentar sus ventas a través de su web –decisión interpretada como una agresión directa por parte de las agencias de viaje–, que han pasado del 20% al 30% sobre el total en pocos meses.

Publicado en Expansión el 17-03-10 , por Ignasi Pujol Barcelona

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails