Facebook superó a Google al recibir más visitas que el buscador.





Parece apropiado que una red social de Internet gane una competición de popularidad. Según los datos de la industria, entre los usuarios de Internet la semana pasada, al recibir más visitas que el buscador. Es un buen momento para tener en cuenta el rápido crecimiento de un portal cuyos más de 400 millones de usuarios superan la población de cualquier país del mundo excepto India y China.


Hay que hacer algunas advertencias sobre los datos de la industria. Las cifras excluyen las visitas a otros servicios de Google como YouTube o Google Mail. También omiten las búsquedas realizadas a través de la barra de herramientas de un navegador. Además, el número de visitas es sólo un indicador de las entradas: si se cuentan los usuarios únicos –los visitantes y no las visitas– el perfil es distinto. Aún así, pone de relieve el ímpetu de Facebook al desplazar a Google.com del liderazgo semanal de visitas que había dominado desde septiembre de 2007.



Los anunciantes también encuentran atractivo a Facebook. Les permite llegar a las masas, al igual que la televisión, pero con el beneficio adicional de poder seleccionar mejor los objetivos. Las firmas de consumo podrían extender con facilidad su presencia más allá de las páginas de aficionados que ya existen. Además, una red social aporta consumidores que navegan por el portal durante más tiempo del que permanecerían en un buscador. Así que el aumento de la publicidad, y tal vez medios para permitir a los usuarios comprar a través de la página, deberían permitir a Facebook pasar de flujos de caja positivos a obtener beneficios.



Tendrá que moverse con cuidado. Existe un riesgo para los anunciantes –y para la propia página– si Facebook evoluciona hacia un portal comercial de una forma que moleste a los usuarios. Es en lo relativo a los datos personales donde la publicidad puede tocar una nota discordante.



El alto crecimiento implica que Facebook puede dedicar tiempo a desarrollar formas de aumentar los ingresos. La clave tiene que residir en encontrar medios para aportar beneficios prácticos a aquellos que visiten la página. Un portal en el que los usuarios han reunido su propio material goza de cierta resistencia intrínseca, pero si la gente deja de actualizar sus páginas y las redes sociales adquieren una nueva forma, resultará difícil recuperar a los usuarios.



Lo que los datos no muestran es que el negocio de publicidad de Google repuntó en el último trimestre de 2009, y el grupo se prepara para registrar un renovado crecimiento. Además, existe un claro dato que recuerda la fragilidad de la fortuna de las redes sociales: el portal al que Google superó en 2007 para convertirse en el más popular en EEUU fue MySpace –que ahora busca un nuevo rol con la marcha de los usuarios a otras páginas–.



The Financial Times Limited 2010. All Rights Reserved.

Publicado en Expansión el 18-03-2010 , por Editorial. Financial Times

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails