Reciclaje, negocio para emprendedores. Ejemplo en Brasil



Una de las grandes preocupaciones de las personas mortificadas por la degradación del medio ambiente es la proliferación exagerada de las botellas tipo PET a nivel mundial. No hay lugar en el mundo donde este tipo de botellas no sea usado o no haya llegado por efecto de la globalización. Conocidos son los esfuerzos de muchos ambientalistas por tratar de reciclar este tipo de botellas pero las mismas no solo son difíciles de reutilizar sino que agotan la vida útil de los rellenos sanitarios.

Una de las ciudades que más han hecho por resolver ese problema es la ciudad de São Paulo en Brasil. Esa ciudad produce millones de botellas tipo PET como basura.

Una noticia que acabo de leer trae un descubrimiento que contribuirá a aliviar este tipo de problema ambiental. Y es que unos investigadores brasileños acaban de patentar, un procedimiento para hacer papel sintético usando botellas desechadas de plástico.




No solo plástico tipo PET sino los que se usan para envasar aceite de cocina, bolsas de supermercados, bolsas para alimentos y hasta los que se utilizan en la fabricación de alfombras impermeables para bebes.



El nuevo papel permite la escritura a lápiz y bolígrafo, además de la impresión gráfica. Puede ser usado en la fabricación de libros, material de publicidad y papelería. Además de poderse usar en todas las aplicaciones normales, el nuevo papel tiene algunas ventajas.



La principal es la ambiental: por cada tonelada de papel que se produzca dejarán de ingresar a los rellenos sanitarios y por ende saldrán de la basura unos 850 kilos de plástico y por lo menos unos 30 árboles seguirán en pie. Además de eso el proceso de producción consume menos agua y energía.



Este papel es más resistente, más durable y economiza un 20% en tinta durante la impresión. Este proyecto fue realizado por investigadores de la Universidad Federal de São Paulo y los ingenieros de Vitopel, fabricante de embalajes.



Tanto la Universidad como la empresa están situadas en el interior del estado de São Paulo y lo que inicialmente comenzó con la búsqueda de una solución para aprovechar los desperdicios de la fábrica terminó en este descubrimiento.



La investigación duró 2 años y se invirtieron más de 2 millones de dólares en la misma. Esta invención ya fue patentada y puede ser producida y vendida por la compañía en cualquier lugar del planeta.



Por ahora el mayor obstáculo que enfrenta la producción, paradójicamente, es la escasez de materia prima, pues no pueden obtener cantidades suficientes para producir.



Acá se abre otra posible oportunidad pues es muy probable que terminen comprando basura a los países cercanos tales como Argentina y Uruguay.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails