La cesta de navidad y sus compras



Hay crisis, no es lo mismo una cesta llena de jamones a cambiarte por unos embutidos. Hoy en El Periódico de Catalunya se habla de la cesta y compras navideñas.
No hay celebración sin brindis, y ya se sabe que brindar con agua trae mala suerte. El sector del vino y cava catalán prevé una Navidad «austera», pero que no conllevará una reducción drástica del consumo de estos productos.


«A nivel empresarial, la crisis ya se notó mucho el año pasado, por lo que este notamos que no hay tanta contracción», explica presidente de Juvé y Camps, Joan Juvé. «El punto de venta está respondiendo favorablemente. No será un año brillante, pero nosotros confiamos en igualar lo vendido el año pasado. Si no, nos quedaremos muy cerca», asegura. También ve brotes verdes el presidente de Freixenet, Josep Lluís Bonet. La firma espera una Navidad «mucho mejor que otros años» gracias a la animación de las tiendas, pese a que reconoce que en el apartado de botellas para lotes hay dificultades, no solo por la crisis, sino por la «demonización» del regalo por ir en contra de la coyuntura. El sector nota el crecimiento de las marcas blancas, pero confía en repetir resultados de las fiestas del 2008.



MAZAPÁN / Tampoco hay Navidad sin turrón o mazapán, y los fabricantes de estos productos sí que son la otra cara de la moneda: esperan una caída de las ventas superior a la del pasado año: si en las Navidades del 2008 su facturación se redujo sobre el 10%, este año las ventas podrían bajar del 12% al 15%, según el Consejo Regulador de Jijona y Turrón de Alicante.

«Los cierres de empresas y los ajustes presupuestarios han reducido cerca de un 30% las cestas y regalos, y los turrones que iban en estos lotes se quedan sin salida», explica el secretario general del consejo, Federico Monconill. El precio de las barras es este año entre un 2% y un 3% más bajo, y la marca blanca consigue ganar cuota a pasos agigantados, según fuentes del sector.



DELICATESEN / Las ventas de pescado y marismo también se prevén estables, como las de artículos delicatesen. «El cliente de estos artículos prima por encima de todo la calidad y, a menudo, la exclusividad de la compra. Por tanto, en Navidad, cuando hay múltiples excusas para hacer celebraciones, año tras año es una temporada donde las ventas de este tipo de productos siempre van bien», explican fuentes de El Corte Inglés.

La directora de Semon, Montse Tarrida, asegura que las ventas de los lotes de productos delicatesen caerán por la reducción de presupuestos, pero que el consumidor particular continúa acudiendo a las tiendas a adquirir estos artículos, que son un «lujo accesible».

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno yo pienso que ciertamente las ventas se verán afectadas por la crisis (como todo) pero al menos yo compráré menos cantidad pero articulos de calidad. Prefiero tomarme una copa de buen cava que tres de cava marca "el pato".

Jacobo Malowany dijo...

La racionalidad, será la gran invitada a las fiestas.
Muchas gracias por tu comentario

Anónimo dijo...

Soy Estela. Pienso que hay fechas como las navideñas en que no hay que dejarse llevar por el ahorro. Hay que tomar productos típicos, pero de calidad. Ya no digo irte a comprar lo más caro del mercado. Si no que hay que comprar productos que ofrezcan garantías. Y las marcas de siempre las ofrecen.

Jacobo Malowany dijo...

Hola Estela, estoy de acuerdo en que tu compra será la que mayor garantía te ofrecé. Las experiencias son las que nos guian a obtener siempre una permanente fidelidad a una marca o la empresa productora. Ahora bien, me viene s la mente el principio económico conocido como la elastícidad de la demanda: a un precio superior mayor sacrificio para conseguirlo o elegir un sustitutivo. Las marcas blancas son un fenomeno de esto a mi entender. Sustituyen, pero atención si me gusta y estoy a gusto seré fiel o volveré a el líder de mi compra. Gracias

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails