Las relaciones entre fabricantes y distribuidores se tensarán en 2010




¿Hay una guerra entre los fabricantes de alimentación y las cadenas de distribución? Por si alguien aún quería seguir negándolo, la situación quedó patente ayer en el Congreso Aecoc.



En una de las preguntas del llamado Test Pannel "cuestiones que los asistentes responden anónimamente con un pulsador", el 74% de los participantes respondió que, durante 2010, las relaciones entre los fabricantes y la distribución serán más tensas que este año.



Sólo un 26% dijo que no serán más tensas. Cuando se hicieron públicos estos datos, estaba en el estrado, precisamente, un representante de la distribución, José Juan Formés, director general de los supermercados Masymas. quien señaló que "habrá que llegar a acuerdos y construir un futuro positivo para las dos partes".



Cambio

El precio es una de las fuerzas que tira de la cuerda, dentro del convencimiento por parte de los dueños del lineal de que el consumidor toma decisiones cada vez más racionales. "Antes, el consumidor presumía del alto precio de un vino, ahora de su buena calidad y de lo barato que le ha costado", resumía gráficamente el presidente de J. García-Carrión, que afirmó que el cambio de actitud del consumidor se ha producido en todos los niveles adquisitivos.





José García-Carrión que reconoció que la empresa ha bajado de media un 20% las tarifas y, en el caso de los vinos de denominación de origen, hasta un 30%. Una de sus fórmulas han sido los precios psicológicos. "Los precios medios de los vinos con denominación de origen rondan los 4,05 euros; nosotros hemos apostado por situarlos en 2,95 euros".



El presidente de Siro, Juan Manuel González Serna, explicó que en su empresa han optado por un cambio del modelo. "Hemos renunciado a la sofisticación, para pensar en la sencillez y, así, ofrecer al consumidor formatos más económicos", detalló.



Para un 56% de los asistentes, la innovación es el factor que impulsará la mejora competitiva en el sector, frente al 13% que apostó por la reducción de costes y el 28% que defendió la colaboración con la distribución.



Vicente Ruiz, presidente de RNB "que fabrica la cremas para Mercadona", afirmó que han bajado los precios de los productos, gracias a la mejora de costes. En su caso, el cambio de la tapa de la crema corporal de oliva, que era curva, por una plana, ha reducido un 23% los costes logísticos.



Aviso

El presidente de Aecoc, Juan José Guibelalde, advirtió de que la rebaja de los precios, "quizás de una manera poco meditada", ha supuesto una pérdida importante de valor en la cadena agroalimentaria, "cuya recuperación será lenta y costosa". Otra encuesta realizada al auditorio confirmó que un 70% de las empresas de gran consumo ha reducido los precios. Pero no en todos los casos ha tenido el resultado deseado: un 33% de los casos admitió que "no han logrado grandes efectos en cuota de mercado".



Para Pedro Ballvé, presidente de Campofrío, el deterioro de los márgenes por la guerra de precios "no es un factor de competitividad". El presidente de la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (Fiab), Jesús Serafín, consideró que los precios actuales son favorables para estimular el consumo, si bien prefirió no calificar esta situación de guerra, sino de un "ajuste". A tenor de lo que piensan los asistentes, las tarifas seguirán en el punto de mira. Un 72% de los participantes consideró que el modelo low cost crecerá y se instalará de forma estructural

Publicado en Expansión el 30-10-09 , por I. Elizalde / J. Brines Valencia

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails