Comprando una fortaleza para la industria del automovil chino



Cuando enseño el análisis DAFO, siempre estoy a la búsqueda de ejemplos fáciles para comprender el tema. A la pregunta que le falta a la industria china para exportar al primer mundo sus coches que cada día circulan más por varios países. La respuesta es una marca cuya robustez, solidez e imagen de fuerte le acompañe a toda la línea. Esta amenaza tiene su respuesta en una fortaleza muy importante que es la compra de la fabricación de vehículos Hummer que la General Motors anuncia su venta al fabricante de todoterrenos Sichuan Tengzhong.

¿Le saldrá bien la jugada? Dos fábricas completas y una de las marcas más conocidas de General Motors dependen de lo bien (o mal) que se plantee el negocio a las autoridades chinas, así que por la cuenta que trae a todos, más vale que Tengzhong presente un plan extraordinariamente sólido.

GM dijo que Tengzhong poseerá el 80 por ciento de Hummer mientras que el inversor de Hong Kong Suolang Duoji se hará con el 20 por ciento restante.



El acuerdo está pendiente de la aprobación de las autoridades de EE.UU. y China.



El fabricante de automóviles dijo que no hará públicos los detalles financieros de la operación.



El acuerdo especifica que Tengzhong poseerá la marca, los derechos comerciales, los derechos de licencias necesarios para la fabricación de los vehículos Hummer así como los acuerdos existentes con los concesionarios del fabricante de todoterrenos.



El consejero delegado de GM, Fritz Henderson, afirmó a través de un comunicado que "Hummer es una sólida marca global y este acuerdo significa otro hito importante en el próximo capítulo tanto para GM como para Hummer".



La venta de Hummer es la primera buena noticia que GM ha recibido desde que salió de la quiebra durante el verano y se produce pocos días después de que los directivos de Tengzhong y los de GM pasasen más de una semana finalizando los detalles del acuerdo.



Hummer es una de las cuatro marcas de las que GM ha decidido desprenderse como parte de su proceso de reestructuración. Las otras tres son Pontiac, Saab y Saturn.



La semana pasada, GM anunció que la planeada venta de Saturn al distribuidor de vehículos Penske no se efectuará por lo que la marca desaparecerá. Pontiac correrá la misma suerte. Finalmente Saab fue transferida hace semanas al Gobierno sueco y ha sido vendida al fabricante Koenigseeg.



Hummer se había convertido en un pesado lastre para GM y durante años fue el ejemplo del culto norteamericano a grandes vehículos, pesados y con un consumo desorbitado de combustible.



El acuerdo con la empresa china establece que Hummer seguirá siendo gestionado por el actual equipo directivo encabezado por el consejero delegado James Taylor.



El consejero delegado de Tengzhong, Yang Yi, afirmó a través de un comunicado que Hummer ofrece una "significante oportunidad en EE.UU. y en todo el mundo" y se comprometió a desarrollar "la próxima generación de vehículos" de menor consumo

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails