Inteligencia emocional para empresas

Te decidiste a aprender algo que se llama “Inteligencia emocional”, que bueno. Realmente debo felicitarte por haber escogido esta formación que es toda una experiencia que seguramente te dará muchos temas para reflexionar. La idea es generar pequeñas habilidades que se pueden transformar en hábitos si tú así lo deseas.
Formarse y aplicarlas desarrollara aptitudes emocionales facilitadoras de manejar las emociones idóneas para cada acción y regular su manifestación, manteniendo el equilibrio emocional; transmitiendo estados de ánimo para generar actitudes y respuestas positivas; aprendiendo a evaluar el coste emocional de las causas que las crearon y los efectos que se originaran; desarrollando destrezas sociales, forjando y manejando relaciones con el entorno de tu vida que pueden ser laboral, con clientes, proveedores, compañeros de trabajo, etc.; extendiéndolo a la vida familiar y social.
Seguramente tú no eres una persona introvertida, apocada, inconstante, tímida, con una baja motivación, capacidad de sufrimiento entre otras. Pero si tienes alguna de estas que he nombrado esta formación te ayudara a mejorar estas actitudes y superar problemas simples que se te presenten de aquí en más.
Espero que disfrutes de todo lo que aprenderás y sólo te pido un pequeño esfuerzo realiza los ejercicios que te indico a cada fin de clase y solamente tu en tus tiempos te beneficiaras de estas nuevas habilidades que iras adquiriendo.

“¿Hola que tal?”, ¿Cómo está usted?
Mucha gente a esta simple pregunta contesta de manera diferente y su respuesta demostrara su entorno. Sus emociones y sentimientos desprendidos en respuestas como: mal, podría estar peor, bien por ahora, pasando la cuesta, sobreviviendo, por ahora no me quejo, bien, pero pienso cuantos me dirán muy bien o excelente. Cuando me lo preguntan a mi siempre contesto “mejor es lujo”, es una respuesta tímida, positiva pero debo reconocer que implica algo menos, porque no puede ser lujo. La ostentación de un estado de ánimo siempre es algo que debemos dar para que nuestro entorno camine hacia una positiva y fructífera experiencia del vivir. Que actitud tomamos frente a la vida, es lo que decide siempre nuestro accionar.
Definido y reconocido nuestro estado anímico este influenciara en gran medida en lo que haremos. Cuando está triste, se mostrará retraído. Cuando está contento, mostrara buen humor.




Reconocer que emociones nos ponen contento y cuales nos motivan, como cuales son las que nos hacen fracasar. Nos pueden guiar todas las actitudes de nuestra vida hacia pensamientos y hábitos constructivos, que mejoren en forma absoluta los resultados finales que queremos alcanzar.
¿Qué es la inteligencia?
La podría definir después de revisar varias definiciones, como la capacidad de ser flexibles, de adaptación al medio que nos rodea de nuestras conductas tanto externos (como nos ven y lo que hacemos) como también las internas (pensamientos), para obtener algo que nos proponemos con un fin (objetivo) y poder obtener beneficios. Salir airoso de situaciones, resolver problemas y razonar con efectividad.
Al existir formas de medición y comparación como se vio en un programa de televisión recientemente. Se podría desprender que la inteligencia es el que más rápido y bien sabe hacer cálculos matemáticos, secuencias lógicas y contestar varias preguntas de cultura general. Todas las personas no disponemos de la misma inteligencia, que es la que se mide a través de un test donde obtenemos la evaluación medida en un coeficiente determinado, un alto coeficiente es lo que se llama un genio, pero no quiere ser que este sea el más completo para una tarea laboral o desarrollar una vida de éxito. He conocido casos de gran coeficiente, seleccionados por consultoras de gran prestigio, que al menor cambio de situación o de planes se han hundido al fracasar en resolver problemas simples de cómo aumentar la venta luego de una caída o simplemente ahora que visite a todos los clientes asignados como conquisto uno nuevo.
Inteligencia emocional

La “inteligencia emocional”, es un concepto que debe desarrollarse para generar habilidades y destrezas en cualquier profesión o escenario de la vida que hemos elegido.
En cambio todas las personas experimentamos emociones y sabemos manejar estas de diferentes formas. Son las emociones de un éxito o una alegría por conquistar un objetivo lo que facilita logros individuales y colectivos. Los vendedores son muy emocionales, de cómo concentre sus energías, de cómo encara las tareas diarias, semanales y mensuales en pos de sus metas y objetivos, cómo hace el trabajo en equipo. Saber prevenir, planificar alternativas, destacarse en logros frente a otros que no saben donde ir.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails