Crear trabajo con sentido de competitividad e internacionalización. La marca país es muy importante para lograrlo.

Es muy interesante plantear algo que tienen en común todas estas posibles inserciones laborales, junto a las que ayer nombramos de que debemos estudiar para marcar ventajas competitivas en un mercado laboral cada vez menos indiferenciado. También todos estos días hemos escrito sobre posibles salidas a la crisis y explicamos algunos elementos que la han creado a parte del furor del ladrillo por nombrar algunos que han debilitado el tejido empresarial.  La fuerte competencia internacional, el auge de países emergentes con productos con mejor calidad, el avance tecnológico sobre los sistemas de comunicación de todo tipo facilitando transacciones, han obligado a reciclarlas o morir en el intento. Los cierres han traído gente desempleada y estos necesitan urgentemente entrar nuevamente al mercado laboral para no hacer peligrar los sistemas de los países tanto de bienestar cómo el futuro de las pensiones en muchos países.

Hoy escribimos sobre el informe de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam) que apuesta por recualificar a trabajadores que se han quedado sin empleo para que puedan acceder a estos sectores. En concreto, según el estudio de la patronal regional, los sectores con capacidad de generar empleo son: servicios a la vida cotidiana; servicios de turismo y ocio; servicios de marketing y de comercio internacional; actividades auxiliares en agricultura, pecuaria, forestal y cinegética, y actividades de información y comunicación en logística


 
Es parte de lo común que existen para salir, tener una buena marca país, unas regiones competitivas en infraestructuras necesarias , y lo más importante personas bien adaptadas a las nuevas exigencias.

Muchas ciudades están comenzado a percibir que aún no tienen lo suficiente para poder ofrecer a sus habitantes y empresas la esencia del cambio de paradigma laboral.

Una buena marca país, regional o ciudad crea prosperidad y trabajo. Se requiere esfuerzo en conjunto y de todas las partes. Política creando leyes favorables, sociales apoyando a la renovación de ideas y planteamientos, culturales al adaptarse a las nuevas formas educativas y comenzar a aprender a trabajar con demandas cada vez más exigentes y más informadas.



La internacionalización será de la mano de la fuerza al poder acceder al mundo, las empresas lograrán la escala que le impedía hasta hace muy poco tiempo atrás ser competitivas.

En este nuevo contexto dos visiones a destacar:

a) impulsar el desarrollo, de producción agropecuaria y agroindustrial para mercados más exigentes y que buscan lo natural.

b) complementar la pasión y el talento de las personas con planes de participación y acompañar tutorialmente con proyectos personales que crean empleos.

c) fomentar una marca fuerte y reconocible para la región, en primer lugar local, nacional e internacional.

Vivimos un cambio del modelo laboral y también en la forma de comunicación y que todo debe estar en conjunto con todas las partes interesadas en crear algo sostenible.

Universidades con carreras adaptadas a las necesidades, presupuestos para investigar, formar directivos y exigir propuestas a todos los involucrados.

Tenemos cosas que son muy claras y que se están buscando permanentemente y tenemos en el aire las latentes que son las que nadie busca, ni reconocen pero existen pero pasan desapercibidas por parte de autoridades, y creo en mi opinión que no anticiparlas es un error que se pagará en el futuro.

Estos artículos fomentan esta anticipación.



Jacobo Malowany es consultor de empresas, ciudades y es egresado del Centro de Altos Estudios Nacionales de Uruguay donde se trabaja la prospectiva de los problemas que pueden afectar a los intereses nacionales.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails