El FIB, motor de atracción de turismo e ingresos

El FIB, el Festival Internacional de Benicàssim arranca hoy con más de 20 grupos, entre ellos Kasabian, Charlotte Gainsbourg o los españoles Love of Lesbian.
Es un gran negocio para Castellón: en la edición de 2009 tuvo una repercusión económica directa en Benicàssim y los municipios cercanos de aproximadamente 18 millones de euros, según datos de Maraworld. La promotora también asegura que gastó más de tres millones de euros (un tercio del presupuesto, que era de 10 millones) en proveedores de la Comunidad Valenciana. Casi 900 trabajadores de la región fueron contratados para el festival.


Para esta edición los responsables del cartel han tratado de mantener un complicado equilibrio entre bandas actuales, grandes leyendas y promesas por florecer. Gorillaz en su primera actuación en España, The Prodigy, Vampire Weekend, Echo & The Bunnymen, Ian Brown, Peter Hook o DJ Shadow son algunos de los nombres que darán ritmo al fin de semana más musical de toda la Comunidad Valenciana. Además, una cada vez más completa e interesante programación cultural sirve como broche de oro a las actuaciones.

En cualquier caso, el festival lo tiene complicado para superar el liston de 2009. Los abonos para los cuatro días de conciertos no se han vendido tan rápido como otros años. La situación económica puede haber sido un factor determinante, pero también el listado de artistas participantes. En la última edición, que sirvió como celebración de los 15 años de FIB, los cabezas de cartel fueron los más mediáticos de su historia.

El FIB Heineken es mucho más que música. Durante esta semana Benicàssim se convierte en la capital del ritmo, pero la programación del festival incluye propuestas culturales que sobrepasan lo estrictamente musical. Cine, arte, teatro, danza y cursos de verano homologados se suceden desde el pasado lunes y hasta el domingo en diferentes recintos de la localidad castellonense.

El cine ocupa un lugar destacado en la programación de este año, que ha vuelto a reinventar sus bases para acercar la programación al mundo de la música. Durante la semana se han venido proyectando clásicos como West Side Story o documentales como Joy Division, de Grant Gee, un acertado repaso de la banda que también cuenta un homenaje dentro de la programación musical con una actuación de Peter Hook interpretando Unknown Pleasures, el primer disco de los de Manchester.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails