la estrategia de bajada de precios y "vuelta a lo básico" de Mercadona le dio resultados positivos

El presidente de Mercadona, Juan Roig, ha calificado 2009 de "año duro", pero se considera satisfecho con los resultados. Aun así, ve la situación económica complicada a medio plazo si no mejora la productividad en España, según ha explicado durante la presentación anual de resultados.






Las ventas crecieron un 1% en total, hasta 15.505 millones, pero en superficie comparable bajaron un 3%. Al mismo tiempo, sus ventas en volumen –lo que ha bautizado como 'kilitros'- suben un 8%, hasta 8.000. El beneficio bajó un 16%, hasta 270 millones, lo que mejora su previsión, que auguraba un recorte a la mitad.



Para este año, Roig espera que los beneficios vuelvan a los niveles de años anteriores y se sitúen entre 300 y 330 millones de euros. Las ventas podrían subir en torno al 3%, según sus estimaciones.



La explicación está en la estrategia de bajada de precios y "vuelta a lo básico" iniciada en octubre de 2008, apoyada en la bajada de las materias primas y en medidas para ajustar costes. En total, Roig afirma que el año pasado han generado un ahorro de 1.500 millones de euros a sus clientes, de los que entre 150 y 200 proceden de la bajada de las materias primas y el resto, de sus ajustes en productos para abaratar costes en envasado y transporte, entre otros aspectos.



La apuesta por las marcas propias ha hecho que el peso en el negocio crezca tres puntos, del 35% al 38%.



La cadena valenciana terminó el año con 1.264 tiendas, tras abrir 74 y cerrar veinte durante el ejercicio.



Roig señaló que, aunque tenía previsto iniciar este año su trayectoria internacional, con la compra de alguna cadena de supermercados en países aledaños, esta iniciativa se ha postpuesto dos años, al menos hasta 2012, debido a la situación económica.



El presidente de Mercadona afirmó que, aunque se considera optimista, "la que se nos viene es gorda", si no hay un cambio importante en España. En su opinión, existe un desequilibrio entre el nivel de vida de los españoles y la productividad. "Hemos vivido durante quince años en la España rica. Tiene que producirse un equilibrio entre nivel de vida y productividad", afirma, para evitar "que África vuelva a empezar en los Pirineos".

Expansión 04/03/2010

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails